Son muchas las dificultades a las que se debe hacer frente como estudiante. La situación más común para solicitar ayuda son los malos resultados académicos. Hay que tener en cuenta que no solo consideramos como malos resultados los suspensos. En ocasiones, bajar un poco la nota habitual nos genera malestar y nos impulsa a querer solucionar las dificultades que nos han llevado a un deterioro en los resultados académicos para que la situación no empeore y prevenir los suspensos.

Son muchos los factores que pueden causar un bajo rendimiento académico:

  • Dificultades de aprendizaje
  • Falta de motivación
  • Uso de técnicas de estudio no eficaces
  • Contexto o ambiente de estudio no adecuado
  • Mala gestión de emociones
  • Dificultades en las relaciones con los iguales
  • Problemas de conducta
  • Autoconcepto

Desde Psicología y Formación RyE, ofrecemos ayuda al estudio a través de sesiones individuales de técnicas de estudio, talleres grupales de habilidades para el estudio y asesoramiento psicológico y educativo.

En el caso de estudiantes adolescentes o en edad infantil, el papel de la familia es muy importante. Hay que tener cuidado con los mensajes que se transmiten, con el estilo educativo, con el ejemplo que se les da y mucho más. Ser padre, madre, tío-a, abuelo-a… es muy difícil. Hay situaciones en las que puedes sentir que no sabes cómo actuar o para las que te has quedado sin recursos. Si necesitas ayuda, en Psicología y Formación RyE también contamos con un servicio de asesoramiento, orientación y apoyo a las familias. Contacta con nosotras para más información.